Actualización de muebles con un sofá, una mesa y sillas de diseñador

Sharing is caring!

Hace dos años, mi familia y yo nos mudamos a una casa de 3 dormitorios y 500 metros cuadrados. Fue un gran cambio desde el apartamento de 120 metros cuadrados que habíamos dejado atrás.

Cuando pasas de un espacio pequeño a uno más grande, definitivamente existen muchos vacíos por llenar, porque los mismos muebles son más pequeños.

Por lo que es importante definir si queremos tener más, menos, lo mismo, o cosas diferentes de las que teníamos antes; y ante un cambio como este, es el mejor momento para definirlo.

En nuestro caso definimos el tener un poco más, pero con cierto toque diferente.

Nuestra nueva casa es de un solo piso donde se conectan en un gran espacio la cocina, la sala de estar y el comedor. En ese espacio, tenemos lo siguiente:

  • Sofá
  • Mesa de comedor + sillas
  • Estante para los juguetes y libros

En nuestro antiguo apartamento diminuto, teníamos dos tumbonas y una mesa de café en vez de un sofá. La razón: nos mudábamos a menudo, rara vez nos entreteníamos y no teníamos necesidad real de un mueble grande y difícil de manejar.

¿y ahora por qué el cambio a un sofá? Porque un sofá, en especial si se cuenta con sofás de diseño, se adaptan mejor a nuestro nuevo estilo de vida, en donde los podemos usar perfectamente para recibir a nuestros amigos que suelen gustar de pasar una tarde de charla amena.

Ahora bien, tenemos a un niño que le encanta escalar. Por lo que para ofrecerle un espacio bajo y amplio para sus acrobacias, sin el potencial de inclinación de las sillas hemos recurrido a un sillón menos “exclusivo” pero sí ideal para nuestro hijo.

El recurrir a un sofá modular, además de darle versatilidad al espacio, se nos hizo más cómodo y seguro para nuestro pequeño.

Reemplazamos nuestra pequeña mesa de café por una mesa de comedor. Esto nos ha permitido organizar cenas dos veces al mes, así como reuniones de vacaciones y eventos especiales como la Navidad y por supuesto queremos que nuestros huéspedes se sientan cómodos.

Es importante sentarse en una mesa adecuada para comidas, así que nuevamente un buen comedor, sencillo cómodo y que se ajuste a tu estilo y al de la casa es lo ideal.

Hemos mantenido la versatilidad en mente al seleccionar una mesa: es simplemente una losa de abedul con patas de metal (desmontables).

Podemos reutilizarla como un escritorio si es necesario o reemplazar las patas con unas más cortas si alguna vez deseamos tener ese ambiente bohemio que teníamos con nuestra mesita del apartamento.

Finalmente, ya que nuestra sala de estar se duplica como sala de juegos, adquirimos un estante largo y bajo para libros y juguetes.

Estamos haciendo todo lo posible para crear un ambiente de estilo Montessori por lo que se requiere una selección de materiales cuidadosamente bien organizada, en contraste con un montón de cosas en una caja de juguetes.

Hasta ahora solo hemos reemplazado dos sillas por un sofá y una mesa de café sustituido por una mesa de comedor. No está mal. Por lo que las cuatro sillas de comedor y el estante nos ponen en un territorio ligeramente más pequeño.

En casa queremos mantener un estilo minimalismo en donde mi versión de minimalismo es más suave, donde posees lo suficiente para satisfacer tus necesidades y hacerte feliz, por lo que me siento genial con los ajustes.