El negocio de la Sra. Taylor

Sharing is caring!

El negocio de la Sra. Taylor, mejor conocido como “Taylor Lynn Corporation”, tiene una lista altamente estrellada de clientes gracias a estrechas relaciones con Manchester United y Coronation Street.

Pero no se queda ahí, dentro de su amplia cartera de clientes  planeó recientemente una cena de la caridad ofrecida por el duque y la duquesa de Cambridge en el palacio de Kensington, y otros clientes incluyen a Gary Barlow y Howard Donald.

Ella explica que su experiencia en la industria le ha enseñado que algunos pasajeros que viajan en aviones privados son más iguales que otros.

Hablando de un caso práctico menciona por ejemplo que Robbie Williams y Gary Barlow son personas que no van a esperar en los salones del aeropuerto, ya sean privados o no.

Como resultado, algunas personas esperan ser conducidas directamente hacia y desde la pista.

Una vez más, esto tiene un costo, pero existen menos formas económicamente exigentes de disfrutar de la conveniencia y el ahorro de tiempo de los viajes aéreos privados.

Aun cuando un modelo de segunda mano de 1977 puede tener un costo de $ 295.000 dólares, el precio de los aviones en venta de gama alta pueden subir hasta $80 millones de dólares, de acuerdo con la compañía de fletes jet privado Sky Service.

Luego están los costos adicionales de almacenar, proveer de personal y reabastecimiento de combustible, así como los costos de mantenimiento continuo que, de acuerdo a lo expuesto por Sky Service, tienden a ascender a alrededor del 15% del precio de compra al año.

Como resultado, las organizaciones que pretenden dar a los clientes más ventajas y comodidades al tener acceso a una aviación privada están en forma alcista.

La Sra. Taylor dice que ha trabajado con NetJets, el negocio de Warren Buffet en donde este modelo de negocio permite a los clientes comprar un cierto número de horas de vuelo en un año.

El modelo de propiedad fraccional ve efectivamente que los clientes comparten un avión con varias personas, pagando una tarifa adicional para cubrir el piloto y otros servicios.

Este modelo de negocio ordenó en el 2012, una compra récord de $9,600 millones de dólares para nuevos aviones y, para el 2015, recibió la aprobación para lanzar servicios de fletamento de aviones en China.

En ocasiones, los viajes aéreos privados le han permitido a la Sra. Taylor obtener una semana de trabajo en 48 horas.

Esto significa en la traducción de un gran ahorro de tiempo, por lo que se agrega la capacidad de trabajar de manera eficiente retornándose en un beneficio adicional.

Un viaje también puede actuar como una forma de crear un tiempo tranquilo para que la gente ocupada se siente y converse, y tenga esas discusiones y reuniones que la vida laboral normal empuja a veces a los márgenes.

La capacidad de tener reuniones, combinada con la flexibilidad de los tiempos de despegue, significa que en ocasiones, el transporte aéreo privado permite obtener una semana de trabajo en 48 horas.

Es difícil averiguar cual rentable puediera ser el tener un avión privado o rentar uno, ya que no es tan simple como decir: “Si tengo acceso a un avión privado, entonces me va a ahorrar medio millón de dólares”, pero para cierto sector de la problación, funciona muy bien.