Factores a tener en cuenta al volver a iluminar Onyx

Sharing is caring!

Dentro del mundo de las piedras naturales sobre sale una en particular y esta es sin duda el mármol.

Piezas exóticas, grandes monumentos y edificios majestuosos se han creado con los mármoles y canteras de varios lugares del mundo siendo las Europeas las más importantes.

Sin embargo, las canteras no solo ofrecen bellos mármoles, existen otras peidras que por sus propiedades muy particulares son atractivas y sus usos se han extendido más allá de una pared o un piso.

Premiada por sus cualidades exóticas y translúcidas, el ónix es una hermosa piedra natural que aporta un sentido de elegancia y sofisticación a cualquier proyecto.

Cuando se ve bajo la luz natural, el ónix tiene un aspecto dimensional y efervescente que lo ha convertido en una opción popular en la comunidad de comercio y diseño.

Estas mismas cualidades se transforman al retroiluminado.

Dependiendo del espectro de la fuente de retroiluminación, los colores del ónix pueden parecer más cálidos y vibrantes.

La iluminación revela los detalles sutiles del patrón complejo encontrado en estas piedras extraordinarias.

A menudo, el ónix retroiluminado se utiliza en instalaciones verticales, como un elemento de pared, divisores de habitación o chimeneas.

Otro uso es como encimeras.

Este tipo de aplicación te permite acercarse y acercarse personalmente a la piedra para ver los impresionantes efectos de esta técnica de iluminación.

Hay muchos factores a considerar al incorporar un proyecto de ónix retroiluminado en un diseño; por lo que es importante el considerar los siguientes consejos si es que deseas exhibir la belleza natural del ónix:

El simple uso del retroiluminado, el veteado y la textura del ónix se intensificará de una forma espectacular.

Así que dependiendo de qué tan vibrante o complejo sea el veteado es como se verá ese aspecto como de el movimiento.

Esto nos ofrece un resultado que puede ser cálido y acogedor u ofrecer todo un espectáculo dramático al espacio.

Por otro laodo, definitivamente no hay que tenerle miedo al ónix blanco.

Este tipo de ónix  propone unos puntos cálidos y fríos al contraluz, ésta característica distintiva puede ser apenas el factor “WOW” que estás buscando, es la combinación perfecta de lo sutil a lo dramático.

Elige con cuidado la fuente de retroiluminación.

Asegúrate de que tu iluminación es lo suficientemente brillante para iluminar el ónix y la temperatura ofrezca el color adecuado para tu proyecto, es recomendable utilizar paneles de LED.

En el mercado existen diversos tipos de paneles de LED, los podrás encontrar como una serie de tamaños estándar y personalizados.

Esta técnica del producto cuenta con alto brillo, bajo consumo de energía y una calidad de luz coherente y superior.

Considera la posibilidad de usar los bloques asignados. La asignación de libros permite un flujo continuo de veteado y movimiento desde la línea de costura.