IVAN

Sharing is caring!

Desde hace dos semanas , nos encontramos aquí en la ciudad de San Petersburgo donde venimos a una feria mundial de cortinas , ya que aquí se llevan acabo todos los años debido a la gran calidad que aquí existe en la materia de cortinas, un atributo que los rusos tienen hace mucho tiempo.

Todo comenzó en los años de Iván el Terrible cuando ordeno a sus hombres tomar la ciudad de Kazán al , una ciudad que en aquel momento se encontraba en el manos de los barbaros tátaros quienes eran temidos en toda Europa , sobretodo en la masa Europa oriental debido a su crueldad tanto en el campo de batalla como en la vida cotidiana.

Sin embargo estos tátaros tenían un talento peculiar , un talento que les permitía financiar sus enormes campañas militares que cruzaban hacia y Europa hasta llegar a los confines orientales de Alemania , muy parecido a la manera en la que el día de hoy opera el Estado Islámico.

La única razón por la cual el Estado Islámico puede operar se debe a que tienen acceso a una gran porción del petróleo de Arabia Saudita , mismo que la organización terrorista le vende al estado turco dándole millones de dólares diarios a estos criminales lo que por supuesto les da un enorme poder adquisitivo para comprar sus armas y pagar a sus miles de hombres.

Los tátaros en aquellos remotos años podían lanzar sus enormes campañas debido a que tenían un enorme mercado que aprendieron de los persas , este siendo la producción de finísimos tapetes y cortinas siendo este el placer de todos los monarcas quienes gustaban de cubrir sus innumerables ventanas  con estas preciosas cortinas.

Esto es algo que Iván el Terrible sabia muy bien.

El cruel zar ruso dedujo muy concretamente que si podía derrotar a estos tátaros en la ciudad de Kazán podría no solo hacerse de aquella antigua ciudad y todas sus riquezas con sus hermosas mujeres quienes tenían una gran reputación en las artes prohibidas , sino que al ganar esta gran victoria se apoderaría de su gran industria de textiles finos , una industria que podría traer inmensas riquezas al frágil imperio ruso que contaba con problemas por todos sus lados.

FIván sabia muy que los tátaros eran muy fuertes , sin embargo el gran zar contaba con el apoyo de muchas de las tribus de Siberia y de los hombres barbaos de los montes Urales donde se juntaban los mejores cazadores tanto de oriente como de Europa lejana.

Finalmente Iván lanzo su gigantesca ofensiva y derroto a los tátaros por lo que se hizo de todos sus objetivos aunque murió pocos meses después.

Gracias a estos esfuerzos del zar Rusia se hizo de una suprema industria de cortinas finas que hasta el día de hoy.

Siempre es un gran placer visitar estas viejas tierras que me son tan queridas por razones muy personales que solo mi alma comprende en su totalidad.