La curva del olvido entre los estudiantes

Sharing is caring!

Revisar las notas en detalle después de cada clase, o al menos en algún momento durante el día antes de irse a la cama, aumentará considerablemente tu capacidad para recordar lo que has aprendido.

Es interesante notar que si logras revisar tus notas diariamente, por ejemplo en un periodo de nueve semanas, es posible que recuerdes aproximadamente el 75% de lo que te habían enseñado.

En contra parte, si no revisas tus notas después de clase lo más seguro es que un 50% de la información cubierta durante las clases se te olvidará y probablemente recuerdes un 20% de la información a las nueve semanas después.

Estos datos no son muy alentadores que digamos, a menos que tengas una super memoria y son contados los que tienen memoria fotográfica.

YouTube: David Cantone

Así que en términos generales, la constancia en repasar lo aprendido y es la regla para la gran mayoría en general.

En resumidas cuentas, el hecho es que aprendemos y recordamos a través de la repetición.

Durante la revisión de tus notas, te recomendamos que agregues cualquier información adicional que recuerdes de la clase o agregues preguntas en los márgenes de tus notas para ayudarte a estudiar el material más adelante.

Durante la revisión de tus notas, también puedes encontrar que no comprendes parte de la información que anotaste y que es necesario pedirle aclaraciones al profesor o buscar por tu cuenta.

Es interesante cómo es que funciona la curva de olvido, la cual es una representación que podemos realizar de forma visual de cómo olvidamos diferentes piezas de información a lo largo del tiempo cuando no intentamos retenerla.

Cuanto más intentamos retener una parte de la información, más fuerte se vuelve la memoria de esa información.

Resultado de imagen para homero pensando

Cuanto más fuerte sea la memoria, más probable será que podamos recordar la información a lo largo del tiempo.

Cuando aprendemos por primera algo nuevo, olvidamos rápidamente gran parte de la información relacionada con lo expuesto y lo hacemos generalmente en unos pocos días.

Si revisamos esa nueva información al día siguiente, es más probable que recordemos lo que aprendimos durante un período de tiempo más prolongado.

Fuentes: YouTube || SoundCloud || Unitips

Si continuamos revisando lo que aprendemos en los próximos días, bloquearemos esa nueva información durante períodos de tiempo mucho más amplios.

La memoria no es una cosa estática y no todo lo que aprendemos será igual de bien recordado.

Toma, por ejemplo, una serie de clases que tomarás a lo largo del día. La primera es a las siete de la mañana, la segunda a las 11 de la mañana y la última lección a las tres de la tarde.

Es posible que todavía estés aturdido por despertarte en tu primera clase y puedes estar cansado para cuando llegue la última clase del día.

Por el contrario, puedes estar completamente despierto para tu clase de las 11 en punto.

Y todo esto es importante hacerlo desde que comienzas tus clases, desde tomar notas y así ponerte a repasar lo visto en el día.

De esta forma, cuando llegue el momento de estudiar la Guía de ingreso para Bachillerato COMIPEMS si te encuentras en la CDMX o para el ingreso a la universidad, realmente estarás de muchas forma mejor preparado y menos estresado que aquellos alumnos que han pasado de noche sus clases.

La constancia, en sí es lo que hace la diferencia.