Síntomas del embarazo versus síndrome premenstrual

Sharing is caring!

Cuando una mujer se suele sentir mal, muchas son las afecciones que pueden estar sucediendo y es cuando piensas ir al médico, sin embargo, hay una que es latente que no necesariamente indica que estás enferma.

Anécdotas hay muchas, así como situaciones, como la de una amiga que antes de ir al médico pensó en hacerse una química sanguínea de 6 elementos para saber si tenía algo fuera de lo normal ya que había leído que podía tener alto los trigliceridos.

La cuestión es que no tenía trigliceridos, solo estaba embarazada.

Otro caso que conozco es que esta chica pensó que tenía amibas, se hizo unos análisis y lo mismo, resultó con un mes de embarazo.

Algo similar pasa cuando eres una mujer irregular en sus periodos ya que muchos de los síntomas del embarazo temprano como sensibilidad en los senos, fatiga, cambios de humor, calambres leves, dolor de espalda y otros, también son síntomas que las mujeres pueden experimentar con el síndrome premenstrual (SPM) o después de la ovulación en los días previos al período menstrual.

En estos casos, hasta que comience el período menstrual o una prueba de embarazo sea positiva, no hay forma de saber si estos síntomas están relacionados con el síndrome premenstrual o el embarazo.

Resultado de imagen para quimica sanguinea

Una vez que sabes lo que está sucediendo y creciendo en tu cuerpo como sería el saber que estas embarazada, vale la pena que sea lo que sientas, primero visites a tu médico.

Bueno… ahora sabes que estás embarazada y no te sientes muy bien, ahora te preguntas cuáles son las opciones que tienes para que te ayuden a calmar y aliviar los síntomas del embarazo.

Existen varios remedios caseros y estrategias de autocuidado que pueden ayudar a aliviar algunos de los síntomas desagradables del embarazo.

Muchos medicamentos, incluidos algunos tipos de antibióticos, también son seguros durante el embarazo.

Habla con tu médico acerca de considerar tomar cualquier medicamento o cualquier suplemento o vitamina.

Las siguientes son algunas medidas de cuidado personal que pueden ayudar a aliviar algunos de los síntomas que pueden ser problemáticos:

  • La dieta y el ejercicio adecuados pueden ayudar a disminuir los síntomas manteniendo el aumento de peso bajo control y fortaleciendo y tonificando los músculos abdominales. Después del primer trimestre, evita los ejercicios que impliquen tumbarse boca arriba durante un tiempo prolongado.
  • Una faja u honda para el embarazo puede ayudar a sostener tu abdomen.
  • Usa zapatos cómodos que no sean demasiado apretados, especialmente si tienes hinchazón de las piernas.
  • Ten cuidado al levantar a tus otros hijos u objetos pesados. Asegúrate de doblar las rodillas cuando levantes y trates de mantener la espalda recta.
  • Duerme en un colchón firme. Acostarte de lado con una almohada entre las piernas puede ser una posición cómoda que brinde un poco de alivio.
  • Usa un sostén que brinde un buen soporte si los senos están sensibles o doloridos.
  • Come mucha fibra para mantener los intestinos en movimiento y evitar el estreñimiento. Esto significa frutas y verduras frescas y granos integrales. Tomar fibra o ablandadores de heces puede ayudar.
  • Come comidas pequeñas y frecuentes para combatir las náuseas y evita los alimentos que provocan náuseas. Evita los alimentos grasos y bebe muchos líquidos. Las comidas pequeñas y frecuentes también pueden ayudar a prevenir la acidez estomacal.
  • Resultado de imagen para embarazo o síndrome premenstrual

¿Cuáles son los síntomas y signos posteriores del embarazo?

Muchos de los primeros síntomas del embarazo pueden persistir durante el segundo y tercer trimestre, por ejemplo:

  • Cambios de humor
  • Dolores de cabeza
  • Aumento de la micción
  • Dolor de espalda
  • Los antojos de alimentos
  • Fatiga
  • Ciertos síntomas, como los senos sensibles y las náuseas, a menudo mejoran a medida que avanza el embarazo.

Los síntomas adicionales del embarazo posterior están relacionados con el tamaño del útero en crecimiento y el aumento de peso en el segundo tiempo hasta el parto.

Al igual que con los síntomas del embarazo temprano, no todas las mujeres experimentan todos estos síntomas y las mujeres no los experimentan en el mismo grado, por ello es importante consultar al médico y también realizarse las pruebas de laboratorio necesarias.

Información extraída de: olab.com.mx / womenshealth.gov /cdc.gov / youtube / helloclue.com