Conoce los diversos tipos de barras de refuerzo e identifica cuál es la que necesitas para tu proyecto

Sharing is caring!

Es común ver la venta de varillas de acero con los proveedores de acero, sin embargo, no todas las varillas o barras de refuerzo son necesariamente de acero.

Es un hecho de que las barras de refuerzo de acero al carbono es el tipo más común.

Sabemos y conocemos que es extremadamente versátil. Solo que presenta un problema: se corroe fácilmente.

Este detalle lo hace inapropiada en áreas sujetas a alta humedad o en estructuras que con frecuencia están expuestas al agua.

Sin embargo, muchos consideran que las barras de refuerzo de acero al carbono son la mejor opción en todos los demás tipos de construcción.

Continuando entonces en la búsqueda de nuevas formas y alternativas encontramos los siguientes tipos:

a) Tejido de alambre soldado

El tejido de alambre soldado está hecho de una serie de alambres de acero dispuestos en ángulo recto y soldados eléctricamente en todos los cruces de alambre de acero.

Resultado de imagen para varilla de acero

Se puede usar en losas sobre el suelo donde el suelo ha sido bien compactado.

Se puede usar una fabricación más pesada de tela de alambre soldado en paredes y losas de pisos estructurales.

Esto se usa comúnmente en el pavimento de carreteras, alcantarillas, estructuras de drenaje y en pequeños canales de concreto.

b) Barras de refuerzo de chapa

El refuerzo de chapa se usa comúnmente en losas de piso, escaleras y construcción de techos.

El refuerzo de chapa metálica se compone de piezas de chapa de acero recocido.

c) Barras de refuerzo recubiertas de epoxi

Las barras de refuerzo recubiertas de epoxi son caras y se usan en áreas que estarán en contacto con agua salada o donde es inminente un problema de corrosión.

El único problema es que el revestimiento puede ser muy delicado, por lo que las barras deben solicitarse a un proveedor acreditado.

d) Barras de refuerzo europeas

Estas barras de refuerzo generalmente están hechas de manganeso, por lo que tienden a doblarse más fácilmente.

No son adecuados para su uso en áreas propensas a condiciones climáticas extremas o efectos geológicos como terremotos, huracanes o tornados. Sin embargo, pueden ser rentables.

e) Barras de acero inoxidable

El acero inoxidable se puede utilizar como una barra de acero de refuerzo alternativa con refuerzo de acero al carbono.

El uso de barras de refuerzo de acero inoxidable no creará corrosión galvánica, y puede ser una solución rentable en áreas sujetas a problemas de corrosión o donde la reparación es difícil y costosa.

Sin embargo, estas barras de refuerzo costarán al menos ocho veces más que las barras de refuerzo recubiertas de epoxi.

Resultado de imagen para barras de refuerzo

f) Barras de refuerzo galvanizadas

Las barras de refuerzo galvanizadas son 40 veces más resistentes a la corrosión que las barras de refuerzo de carbono, lo que las hace ideales para estructuras que estarán muy expuestas a condiciones húmedas. Esto las hace caras.

g) Barras de metal expandido o malla de alambre

El refuerzo de metal expandido o malla de alambre es otro buen producto para el concreto.

El metal expandido se hace cortando una lámina de acero en líneas paralelas que luego se expanden para formar una forma de diamante o una forma cuadrada entre cada corte.

El metal expandido se usa comúnmente como refuerzo en áreas donde se requiere un espesor considerable de yeso, o para reforzar la construcción de hormigón ligero.

El refuerzo de malla de alambre se puede usar en aceras, pequeñas plataformas de concreto o superficies transitables que no reciben altas cargas de vida o carga.

h) Barras de refuerzo de polímero reforzado con fibra de vidrio

Similares a la fibra de carbono no se corroerán nunca, bajo ninguna circunstancia. Sin embargo, pagarás caro por eso. Estas barras de refuerzo pueden costar 10 veces el costo de las barras de refuerzo recubiertas de epoxi.