Trabaja en dos hábitos para que seas un emprendedor que gestione con éxito un crédito

Sharing is caring!

Para disfrutar del éxito en cualquier negocio, hay varios ingredientes que un emprendedor necesita practicar en su día a día.

Una de las cosas clave que determinan el éxito de cualquier empresa es la gestión financiera.

Y para ello, una habilidad importante a desarrollar es conocer cómo funciona un crédito o un financiamiento para PYME´s.

Dicen que las deudas no son buenas, sin embargo, cuando se es un buen emprendedor y / o empresario sabe manejar un crédito o financiamiento sabiamente a su favor.

Con esto podemos deducir que no todo crédito o financiamiento es malo o negativo, de hecho, puedes buscar en buenas fuentes financieras lo útil que resultan siempre y cuando las sepas gestionar.

Resultado de imagen para pymes

Entonces, para comenzar a tener un resultado positivo, trabaja en estos dos hábitos… para empezar:

  1. a) Sé una persona que analiza y calcula sus pasos

Para que tengas éxito en cualquier tipo de negocio, necesitas analizar y calcular cada movimiento que realices en todo momento.

Se vale sentir emoción… sin embargo, sé más analista y calculador.

Mediante el cálculo, podrás proyectar cómo cierto movimiento puede afectar tu negocio y, por lo tanto, tomar precauciones.

En términos de crédito, uno necesita hacer una prueba de factibilidad en las diferentes fuentes de crédito que están dispuestos a aceptar. Analiza por lo tanto, cada opción a detalle.

Cuando se hace esto, lo segundo que harás será una evaluación del período de pago del crédito, los términos y las tasas de interés.

Esto realmente te permitirá mantenerte bien informado y preparado financieramente durante el período del crédito.

Tal como lo hacen los dueños de negocios expertos en crédito, pero tu del otro lado.

Estas personas simplemente no asumen riesgos, lo que hacen es asumir riesgos calculados y saben qué puede venir con un cierto riesgo.

Si en tu caso tomas un crédito, debes tener un esquema claro de cómo pagarás el préstamo antes de tomarlo para que no afecte negativamente tu calificación crediticia.

Si obtuviste un crédito y necesita ser pagado mensualmente, entonces realiza tus cálculos en términos de pagos diarios para que al final de cada día tengas el efectivo reservado para el reembolso.

Esto significa que debes evitar estresarte ante el pago de tu préstamo porque sabes que estará cubierto y, por lo tanto, tu puntaje de crédito nunca se verá afectado negativamente.

  1. b) Refleja la calidad de tu persona a través de tus finanzas

Para que puedas alcanzar tus objetivos comerciales, nunca debes mentirte a tí mismo cuando se trata de finanzas.

Recuerda, los números no mienten y si tu mientes, tarde que temprano todo te alcanzará.

Debe ser muy honesto con la cantidad que tienes al inicio, mucho antes de pensar en obtener fuentes externas de financiamiento.

En el día a día de tu negocio, el libro de cuentas debe reflejar qué tipo de transacciones tuvo el negocio ese día.

Busca tener en cuenta todo y trata lo más posible de limitar los gastos que no pueden traer dinero en efectivo, en donde la mayoría resultan ser gastos personales.

Resultado de imagen para pymes

Cuando se trata de mejorar y mantener el puntaje de crédito, debes apreciar el hecho de que el dinero que administra tu negocio en ese momento no es tuyo. Es prestado y necesita ser reembolsado.

Esto significa que debes adoptar medidas diarias para reducir la salida de efectivo. Esto te facilitará el reembolso del préstamo.

Si tienes  empleados, también es bueno ser honesto con ellos e informarles por qué ciertos beneficios que solían disfrutar antes ya no estarán disponibles para evitar restricciones financieras y salir bien del actual crédito que has solicitado.